Destaque:

El centenario de las apariciones de la Virgem Maria en Fatima

Rosa Caroline Crespo Fernández Valderi da Silva En su visita al santuario de Fátima en 1982, San Juan Pablo II proclamaba que "a ...

Você escolheria a Monarquia como melhor sistema de governo para o Brasil?

segunda-feira, 5 de julho de 2010

Para Messori, assalto de Catedral belga foi ridícula cópia de Dan Brown

Vittorio MessoriRealmente cresce mais do que eu poderia imaginar a luta explícita contra a Igreja Católica, imensamente acusada por "vistas grossas" ao crescente número das seitas como a Universal do Reino de Deus (IURD). Noutro post já mencionei minha indignação e reprovação deste fato na Bélgica e como penso ser fruto de uma sociedade confusa e (pseudo)laica. Esta sociedade que assim parece se propôr se adiciona o direito de execrar qualquer forma predominante de confissão religiosa, porque? Ora, porque fere sua ideologia básica de “estado puro”,Bélgica ideologia que leva muitos governos a cometer atrocidades que na história ferirão a humanidade, e não preciso dar exemplos por que todos serão capazes de imaginar!
Ouvia certa vez o jornalista Arnaldo Jabor esbravejando que “a religião motiva ao conflito”, mas na verdade quem motiva ao conflito? A religião ou quem se incomoda com ela e a ataca sem piedade?!
Este caso belga só vem a corroborar a explícita campanha mundial contra a fé que é manifestada e organizada. Grande Messori, escritor que com inteligência e ironia sabe denunciar as loucuras “atéias”.
***
ROMA, 29 Jun. 10 (ACI).-En un artículo publicado por Corriere della Sera, el escritor italiano Vittorio Messori criticó el asalto perpetrado por parte de las autoridades belgas contra la Catedral de Malinas y el secuestro de todos los miembros de la Conferencia Episcopal. Para Messori, estos exagerados hechos constituyen un ridículo que podría inspirar a Dan Brown, el polémico autor de El Código Da Vinci.
Con el título "El caso belga o cuando los magistrados copian a Dan Brown", Messori cuestiona "la exageración –no se sabe si grotesca o innoble– de la magistratura belga, que envía una brigada de gendarmes para secuestrar a la Conferencia Episcopal del país al completo".
"Severos oficiales confiscan todos los teléfonos de los prelados y les impiden toda comunicación con el exterior. Pero ¿para impedir qué? ¿Que los obispos llamen al Va ticano pidiendo un blitz liberador de la Guardia Suiza, sección paracaidistas? ¿Que nadie avise a algún monseñor, dedicado a prácticas indecorosas en el mismo edificio, no sea que se recomponga enseguida y despida rápidamente al menor, dado que han llegado a casa severos custodios de la moralidad laica? ¿Que no llamen a sus cómplices de cada diócesis para que hagan desaparecer toda huella de ejercicio sexualmente incorrecto, después de que desde hace años en Bélgica –y no sólo allí– todo ha sido cribado tanto por las autoridades religiosas como por las estatales?", cuestiona Messori según la traducción publicada por el diario La Razón.
"De vodevil ha sido también lo del coronel comandante de la operación que, ante el pasaporte diplomático del nuncio apostólico, presente en la reunión episcopal, consulta con sus superiores y éstos con el ministro (virtual, por otra parte, dado que hace tiempo que Bélgica ya no tiene gobierno)", explica Messori.
Para el autor, "el ridículo más devastador para la magistratura de asalto belga ha llegado con la profanación de las tumbas de los dos cardenales arzobispos en la cripta de la milenaria, espléndida catedral de Malinas, Mechelen en flamenco, que por antiguo privilegio, es todavía la metrópolis religiosa del país".
"No excluyamos otros en los que, aparte de Dan Brown, también Umberto Eco podría inspirarse para añadir un capítulo a una nueva edición de 'El péndulo de Foucault'. Que, como ya saben, es una sarcástica tomadura de pelo sobre personajes como estos jueces, obsesionados con enigmas, misterios, códigos secretos: siempre y únicamente católicos, se entiende", indica.
"Todos saben, de hecho, que el modo más rápido y seguro de ocultar dossieres comprometidos es convocar una cuadrilla de obreros, hacerlos trabajar durante horas ante dos sarcófagos artísticos para levantar la pesadísima losa de piedra sin dañarla demasiado, levantarla con la maquinaria apropiada y, antes de volverlos a cerrar y sellar, rellenarlos con documentos que testifican los ritos obscenos de los prelados. Todo de noche, obviamente, dado que la catedral de Malinas es una de las más frecuentadas, no sólo por los devotos, sino también por los turistas, que podrían sosprechar del vaivén de albañiles y de medios", ironiza Messori.
El autor italiano "dejando aparte el amargo humor negro", precisa que "el caso de los abusos sexuales es demasiado grave como para dejarlo en las manos de semejantes inquisidores".
"El Secretario de Estado ha hecho su trabajo protestando, pero mejor que deje estar a los bolcheviques rusos y a los anarquistas españoles, que eran terriblemente serios en su ferocidad. Se podría, en cambio, recordar cosas evidentes pero olvidadas de una Bélgica que se jacta de ser uno de los países más secularizados, donde la marginación de los católicos crece cada día más", agrega.
Messori recuerda que "el Estado nació, en 1830, por la libre unión de valones y flamencos: hablaban lenguas distintas, tenían tradiciones e historias distintas, pero estaba unidos por un catolicismo sólido y ferviente. Por tanto, no soportaban la sumisión al persecutorio calvinismo holandés. La unión duró mientras que el País se reconoció católico: ahora, diluido ese adhesivo, Bélgica es ya una ficción ingobernable. Quizá, semejantes operaciones confirman la confusión de un Estado que desde hace años no consigue formar ni siquiera un Gobierno, pero, al menos en la 'intelligentzia', parece unido sólo por la aversión anti romana".

Nenhum comentário: